jueves, 7 de mayo de 2009

El mundo y sus enfermedades

Es alarmante.

Solo hago que sentirme frustrada, frustrada y más frustrada, de ver continuamente como funciona el mundo y todo lo que podrían hacer los países “desarrollados” (el calificativo de riqueza es un concepto subjetivo que yo no considero digno de etiquetar para países de los que alardean de sus avances tecnológicos, más bien los considero países pobres de alma, pero eso es un tema aparte) por aquellos que no lo están tanto.

Miles de niños están muriendo cada segundo por falta de Vitamina A, algo que es una urticaria momentánea para una chica occidentalizada de 8 años, se convierte en una enfermedad mortal para una niña de iguales características del África subsahariana. ¿No podemos proveerles de más medicamentos? En vez de que los políticos de los diferentes países que “mandan” el mundo se centren tanto en intentar ser “líder mundial en”, ganar la batalla a “x”, ser el mejor en, y un largo etc, porque no dejan las armas, y se ocupan de regestionar los recursos, ayudar a sus hermanos de África, proveerles de todas las vitaminas, elementos, curas, formación, estructuras, y un largo etc que les sobra? ¿Es que no ven que hacer de este mundo un mundo mejor está en las manos de todos, también en las suyas y, para conseguirlo, han de abandonar sus ganas de ser los mejores y de destacar por encima del hombro del otro, aparcar el egoísmo y las inseguridades, y fomentar el crecimiento de todos entre todos? ¿Ayudar a que, al menos, los países menos desarrollados puedan tener una vida digna y que una madre pueda ver crecer, al menos, a la mitad de los hijos que tiene a una edad mayor de 13 años como tanto le gustó a tu madre verte crecer a tí? Podrías haber sido uno de ellos...

Pero ellos sufren en silencio. No piden. No reclaman. Sobreviven con lo que tienen y no piden más. Y nosotros no hacemos más que pedir... ¿No podemos intentar que esos niños no mueran porque les ha picado un mosquito, y así luego tendremos un hombre que pueda aportar algo más a este mundo, en vez de uno menos con el que tratar? Solo pido un poco de paz, y de pensamiento en los demás. En el fondo, todos estamos movidos por lo mismo.

Acabo este reclamo con un dato sobre la malaria: Esta enfermedad mortal acaba con la vida de un niño cada 30 segundos en todo el mundo, y de un millón de personas al año. La mayoría de sus víctimas son menores de cinco años; El 90% de los casos de paludismo se producen en África Subsahariana; El paludismo está paralizando el crecimiento económico del continente y perpetuando su pobreza, y afecta a más de 1.000 millones de personas.

La solución de UNICEF a este problema es la inmunización. Aquí os dejo un enlace con información: www.enelmundoacadarato.com/inmunizacion_prioridad_unicef.htm

Al final de todo me pregunto, ¿cuál es la peor enfermedad o pobreza: la del alma, o la física?

Yo tengo mi respuesta. ¿cuál es la tuya? Voy a apostar por ayudar a ese mundo

11 comentarios:

  1. Hola Africa!!
    Interesante, sí, pero, frustrante, aún más, pues por mucho que queramos hacer a nivel individual, o en pequeños colectivos, nada solucionará el problema, si los pol´ticos no hacen por ell.
    No me creo que sea tan difícil, pero no interesa.
    Es triste, y si lo piensas y tiene corazón, te derrumba, no crees?
    Respecto a tu pregunta, para mi las dos son igualmente pobres, no una sin la otra pues el cuerpo y el alma tienen una conexión, no deben ir la una sin la otra.
    Un maestro de Danza me enseñó que el cuerpo es el templo donde vivimos y que hay que cuidarlo como tal,
    Es mi humilde opinión, un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias por tu opinión Monica, cierto es que las que bailamos sentimos esa conexión entre cuerpo y alma y deben ir unidas.
    Yo tampoco creo que sea tan dificil cambiar las cosas, pero a la que intentas hacer algo grande, todo parecen trabas, impedimentos...¿superponen intereses personales por encima de los sociales o, como me gusta llamarlos a mí, mundanos? Yo me desespero... y mi manera de contrarrestarlo es aportando granitos de arena en mi comunidad o alla donde vaya para poco a poco, quien sabe, no dejar de apostar por lo que uno cree.
    Otro abrazo para ti, y aprovecho para agradecerte de nuevo la sesión de flamenco árabe que nos diste en Barcelona el 16 de mayo, mágica
    :)

    ResponderEliminar
  3. Ahhh!!!! No sabía que me viste!!!!!
    Bssss

    ResponderEliminar
  4. si, estuve en el taller todo el sabado y por la noche en otto ;-)

    ResponderEliminar
  5. jaja y tanto, venia solo de danza oriental, con top negro y faldica verde mar, altita, reconoces? :) estaba cerca de la puerta de salida :)

    ResponderEliminar
  6. Buffff!!!!!
    Más detalles???
    fuisteis tantas y tantos cursos!!!!

    ResponderEliminar
  7. rubita, delgada, alta, (esto parece un anuncio de diario jaja), estuve sabado maña y tarde, y.. ah si!! fuiste tu quien se llevo mi bolsa marron por equivocacion a otto al acabar el taller! la habia cogido Maryam pensando que era tuya, cuando yo estaba comprando las entradas para la noche en anuka

    ResponderEliminar
  8. Jo, no caigo!!!me da una cosa no acordarme!!!!! Claro te veo y seguro que si!!!!!
    Anda que vaya conversación por el blog, jajajaja

    ResponderEliminar
  9. ya ves... bueno si nos vemos en otra ocasion entonces te recordare q yo era la q estaba al otro lado del blog ;D
    Un bezote

    ResponderEliminar
  10. Vale!!!
    Jaaja
    Bssss
    Te seguiré leyendo!!!!
    Es importante un lado humano en nuestro entorno!

    ResponderEliminar