jueves, 22 de julio de 2010

Sobre el Vudú

.
La palabra vudú se deletrea de varias formas vodun, vaudin, voudoun, vodou, y vaudoux. Es una antigua religión practicada por 80 millones de personas a través del mundo y está en crecimiento. Los rituales del vudú son elaborados, empapados en lenguajes secretos, bailes durante posesiones demoniacas, y dietas especiales para los sacerdotes y sacerdotisas del vudú. Se cree que los muertos ancestrales andan entre los vivos durante sus bailes encapuchados y que tocar a la persona que está bailando durante el trance puede ser tan peligroso que provoque la muerte del ofensor.

Una de las razones por las que el Vudú ha sido un fuerte referente para la cultura popular, es la atribuida capacidad de los bokor para resucitar a los muertos y hacerlos trabajar en su provecho (zombies), así como la de provocar la muerte a voluntad. De igual interés popular han resultado otros elementos folclóricos como los muñecos de vudú, que son una especie de pequeños fetiches con forma humanoide fabricados con diversos materiales, los cuales se cree que están vinculados al espíritu de una determinada persona.

Estos pueden ser estatuas representando a los dioses del vudú, cabezas de animales disecadas y otras partes corporales. Se venden como medicina y también por los poderes espirituales que se cree que poseen.

Tanto mujeres como hombres pueden ser sacerdotes de vudú. Existen etapas de iniciación para entrar en los deberes sacerdotales. Sus funciones principales son: sanidades, rituales, ceremonias religiosas para invocar o pacificar espíritus, llevar a cabo iniciaciones para los nuevos sacerdotes y sacerdotisas, leer la fortuna, leer sueños, enviar hechizos, invocar protección y crear pociones con varios propósitos. Estas pociones tienen variados propósitos desde hechizos de amor hasta hechizos de muerte; todo por un jugoso precio, por supuesto.

Creencias

Las creencias del vudú reconocen la existencia de un Ser Supremo quién creó el universo pero que está demasiado lejos para tener una relación personal con sus adoradores. Por lo tanto, los seguidores del Vudú siguen al “loa” o deidades menores para obtener guía para sus vidas. El loa son los espíritus de los ancestros, animales, fuerzas naturales y espíritus del bien y del mal.

Un concepto interesante de las creencias del vudú es el ritual que se lleva a cabo un año y un día después de la muerte de un familiar. La creencia del vudú establece que hay dos partes en el alma humana. Las dos partes consisten del “ti-bon-ange” (pequeño ángel bueno) y el “gros-bon-ange” (gran ángel bueno). El “gros-bon-ange” es la fuerza de vida del cuerpo, y luego de la muerte, debe regresar al cosmos. Para asegurarse de que el “ti-bon-ange” tenga un descanso pacífico, hay que llamar al “gros-bon-ange” a través de un costoso ritual que involucra el sacrificio de un animal de gran tamaño, tal como un toro, para apaciguar al “ti-bon-ange”. Si el espíritu del “ti-bon-ange” no es satisfecho y no se le da un descanso pacífico, el espíritu se mantiene atado a esta tierra para siempre y trae desastres y enfermedad a otros.

Fuentes: allabouttheoccult.org; wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada